Sindrome de Fatiga Cronica

Dr. Manuel R. LazoHospital México, Tijuana, México

Tel. en California 619-581-4081, en México 52-664-683-6363

Visite www.espiroquetas.com

Síndrome de Fatiga Crónica,

Se dice que para ser un síndrome tiene el paciente que sufrirlo por mas de 6 meses, pero nosotros consideramos que la fatiga crónica solamente es un síntoma de otras enfermedades crónicas que el médico no es capaz de diagnosticar.

Síntomas, enfermedades o infecciones que pueden acompañarlo: Insuficiencia Renal, Cáncer, SIDA, Hepatopatías, Enf. Renal, Borreliosis o Enfermedad de Lyme, Tiroides, Enfermedades Sicosomáticas, Enf. Renal, Leptospirosis,  dificultad para la memoria o la concentración, dolor de garganta, nódulos linfáticos, dolor muscular, artralgias, cefaleas, cansancio permanente, depresión, virus, Clamidia,  el virus de  Epstein-Barr,  Mononucleosis infecciosa, Sinusitis, Bronquitis, etc.

El Médico tiene que esforzarse para encontrar la causa del Sindrome Síntoma de Fatiga Crónica, porque la sensación que siente el paciente de perdida de la fuerza y que tiene que descansar y dormir mucho, solamente es el reflejo de que algo malo esta en su cuerpo y debemos curar la infección que la esta causando.

La ciencia Médica siempre ha rechazado los antibióticos cuando se trata de Depresión, problemas neurológicos o sintomatología de lo que no sabe. En nuestra experiencia hemos visto que muchos problemas neurológicos se benefician del tratamiento con antibióticos por ser causados por una infección que no es muy detectable por los métodos tradicionales de la Ciencia Moderna, o si es de muy difícil diagnostico estamos acostumbrados a decir que es Autoinmune  y con eso ya tenemos un diagnostico decente para nuestros pacientes y muy intelectuales le decimos “ya no se puede hacer nada, váyase para su casa y usted es el culpable de todas sus enfermedades”.

La teoría microbiana de la enfermedad es una teoría que propone que los microorganismos son la causa de muchas enfermedades. Aunque fue muy controvertida cuando se propuso, es ahora fundamental en la medicina moderna y la microbiología clínica, conduciendo a innovaciones tan importantes como los antibióticos y las prácticas higiénicas.

El médico italiano Agostino Bassi es a menudo reconocido por haber expuesto la teoría microbiana de la enfermedad por primera vez, basándose en sus observaciones en la letal y epidémica enfermedad de la muscardina de los gusanos de seda. En 1835 culpó específicamente de las muertes de los insectos a un agente vivo y contagioso que era visible a simple vista como multitud de esporas polvorientas; estos hongos microscópicos fueron posteriormente llamados Beauveria bassiana en su honor.

Ignacio Felipe Semmelweis fue un obstetra húngaro que trabajó en el Hospital General de Viena en 1847, que observó la espectacular alta frecuencia de muertes de fiebre puerperal entre las mujeres que parían en el hospital (30%). Por el contrario, los partos domiciliarios eran relativamente seguros. Investigando más, Semmelweis hizo la conexión entre la fiebre puerperal y los reconocimientos médicos de las mujeres de parto por los doctores. Se dio cuenta que estos médicos venían normalmente directamente de las autopsias. Afirmando que la fiebre puerperal era una enfermedad contagiosa y que materia de las autopsias estaba implicada en su desarrollo, Semmelweis hizo a los doctores lavarse sus manos con agua y cal antes de examinar mujeres embarazadas, reduciendo de ese modo la mortalidad del parto a menos del 2% en su hospital. Sin embargo, él y sus teorías fueron atacados sin piedad por la mayoría del sistema médico vienés.

Louis Pasteur demostró entre 1860 y 1864 que la fermentación y el desarrollo de microrganismos en caldos de nutrientes no procedía de la generación espontánea. Expuso caldo recién hervido al aire en vasijas que contenían un filtro para impedir que todas las partículas pasaran al medio de cultivo: e incluso sin ningún filtro, con el aire siendo admitido por un largo y tortuoso tubo que no dejaría pasar partículas de polvo. No creció nada en los caldos, por tanto los organismos vivos que crecieron en estos caldos venían de fuera, como esporas en el polvo, en vez de ser generadas dentro del caldo.

En este tiempo las famosas “Enfermedades Autoinmunes han descartado los antibióticos de las enfermedades que no conocemos que las causa” o se les da muy poco tiempo el antibiótico y después de una semana decimos que no sirven para esas enfermedades, pensamos que en ciertas ocasiones se deben administrar por 4, 6 o hasta 12 meses para lograr acabar con algunas infecciones que están muy arraigadas en el cuerpo como es en el caso de la Artritis, parálisis facial, migraña, fibromialgia, vértigo, etc.

Una persona muy cercana me conto que cuando salió la Penicilina, todo mundo se la administraba para curarse cualquier infección que tuviera en su cuerpo, pienso que en este tiempo tenemos que hacer lo mismo con los diferentes Antibióticos Modernos que existen hoy.

Para concluir, decimos que el Síndrome de Fatiga crónica no es Autoinmune, es solamente la sintomatología de una infección que el médico no puede Diagnosticar.

Dr. Manuel R. LazoHospital México, Tijuana, México

Tel. en California 619-581-4081, en México 52-664-683-6363

Visite www.espiroquetas.com

Visite nuestra pagina web http://www.hospitalmexico.org/

Anuncios